Ejercicios que mejoran tu vida sexual.

mujer ejercicio

Dale mayor vitalidad, flexibilidad y belleza a tu cuerpo, ejercitando los músculos de las caderas y la región lumbar de la espalda y el abdomen, ahí es donde se encuentran las terminaciones nerviosas que intervienen en el proceso sexual. ¡Y vive la diferencia!

Ejercicios de Kegel

Estos ejercicios de los músculos del piso pelviano, se hacen para fortalecer los músculos que sostienen la uretra, la vejiga, el útero y el recto. Los hombres, igual que las mujeres, sentirán los resultados de este ejercicio sexual.

Aprieta los músculos como si intentaras detener la orina, tirándo de ellos hacia arriba. Contráelos y mantenlos así mientras cuentas hasta 5 respirando suavemente. Luego, relájalos durante 5 segundos más, y repite la serie 10 veces.

Con la práctica podrás contraer los músculos en la intimidad y vivir una experiencia diferente con tu pareja.

Una pelvis más fuerte

Boca abajo en el suelo y descansando la cabeza en los brazos, aprieta los glúteos y los músculos del abdomen. Comprobarás como sientes que tu pelvis se contrae y que queda un pequeño vacío debajo del abdomen. Cuando aprendas a contraer la pelvis a voluntad, puedes practicarlo de pie y donde quieras.

Contracción pélvica

Para aliviar tensiones o dolor de espalda, ponte de pie contra una pared con los pies separados de ésta, la cabeza, los hombros y los glúteos pegados a ella.Contrae los músculos abdominales y une los glúteos. La región lumbar quedará plana contra la pared. Manténte así 15 segundos. Relájate y repite.

Para el abdomen

Apoyada en las manos y las rodillas, sin doblar los brazos, arquea la espalda como un gato. Contrae todo y aprieta los músculos abdominales. Manténte contraída, pero con el cuello relajado y mirando al piso y cuenta hasta cuatro. Sin doblar los codos, relaja la espalda. Luego, relaja los músculos abdominales, sube la cabeza y sí ¡sonríe! Repita varias veces.

Para las piernas y abdomen

Abraza una pierna y pega la rodilla al pecho, luego la otra y luego las dos juntas. Vuélvete de lado y levántate apoyada en manos y rodillas.

Acuéstate con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo, separados. Con los hombros y los glúteos pegados al piso, arquea la parte baja de la espalda para hasta formar como un puente. Deja caer ese puente, forzando la espina dorsal hacia abajo. Aprieta la pelvis y contrae los glúteos. ¡Contráelo todo! Después, relájate. Repite 6 veces.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: