Terapia artística o Arte-terapia

arte

La terapia artística o arte-terapia aporta un punto de vista alternativo muy interesante a la hora de tratar enfermedades físicas o emocionales. ¿Nos podemos beneficiar de esta terapia aunque no sepamos pintar o dibujar o primero hemos de aprender?

¿Qué es la terapia artística o arte-terapia?

La terapia artística o arte-terapia se basa en la utilización del arte como proceso creativo que al acercarnos a algo nuevo, nos ayuda en el proceso de sanación. El arte tiene la capacidad de hacer visible valores universales: el contraste de luz y oscuridad, el color, la composición, la armonía, la belleza. Con estos elementos el artista crea nuevos mundos, no basados en la utilidad o el nivel solamente material de la vida. De hecho, une el mundo material con el mundo mental o psíquico. Con el estímulo de la creatividad se estimulan cambios, la persona se descubre, se sorprende al ver que ha realizado algo distinto. Ha convertido algo material en algo vivo que habla de él mismo.

Esta terapia tiene en cuenta esta visión integral del hombre, ayuda a volver a un “estado normal”. No a un estado en el que no tengamos perturbaciones, dolor y dolencias, pero sí que podamos lograr un balance dinámico entre estar bien o no.

¿En qué se basa?

La terapia artística o arte-terapia basa en ayudar a la persona afectada de alguna patología a algún tipo de transformación o cambio. Para lograr esto se ha de recoger al enfermo dónde está, tanto si es una enfermedad crónica como si no lo es. En un ambiente protegido y a través de la práctica artística la persona puede revisar, observar y cambiar aquellos esquemas que la han llevado a no estar sano.

Y observando la creación, tanto el terapeuta como el paciente ven reflejado el mundo interno y establecer dónde se encuentra el desequilibrio. Los elementos artísticos son el marco, un marco seguro, dónde empezar a efectuar cambios que después se trasladaran a la vida cotidiana.

El arte es terapéutico cuando consigue cambios estimulados por el terapeuta que dirige las sesiones y el paciente que participa activamente en su sanación. Ya que la terapia se basa en la relación entre una persona que está pasando por una etapa critica, física o psíquicamente, un enfermo que ha perdido la salud por diferentes motivos y un terapeuta que trata de, partiendo de la situación actual, acompañarlo en el restablecimiento de la salud.

Es una terapia en la que el paciente se ha que implicar y contribuir a su proceso de curación. Otra diferencia con el arte en sí es que en las terapias artísticas no es importante ni la habilidad o conocimientos plásticos de la persona, ni tampoco la obra en sí. Pero, a pesar de ello, la obra es siempre bella porque nace de la autenticidad del creador.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: